COMENTARIO DEL MES (Abril 2020)

Después de varias semanas de confinamiento el ritmo de propagación del virus comienza a decrecer y con ello va mejorando la saturación de los sistemas sanitarios de los países más afectados. Estas mejoras y la decidida intervención de los principales Bancos Centrales y gobiernos para tratar de amortiguar el daño económico causado por las medidas preventivas adoptadas, han generado cierta esperanza en los mercados financieros, tanto de renta fija como variable. El rebote de este mes permite recuperar parte de las caídas sufridas en Marzo: el Eurostoxx-50 sube un 5,06% en Abril, el S&P-500 un 12,68% y el Nikkei-225 el 6,75%, dejando la rentabilidad del año en el -21,82%, -9,85% y -14,64%, respectivamente.

 

Ante la repentina contracción económica global, como consecuencia de la paralización simultánea de la economía, Bancos Centrales y gobiernos han actuado con contundencia: los primeros intervinieron agresivamente en los mercados, suministrando liquidez casi ilimitada y actuando como comprador de último recurso; y los segundos están incurriendo en mastodónticos déficits con el fin de apoyar a los ciudadanos y a las empresas afectados por la crisis.

 

Con estas medidas parece que se está consiguiendo frenar el ritmo de contagios, aunque para ello haya sido necesario parar la economía y confinar a la población en sus casas, medidas que se comienzan a levantar gradualmente. Queremos pensar que ya hemos pasado lo peor, pero son muchas las incertidumbres en el corto plazo: ¿se dará con una vacuna y en qué plazo?, ¿veremos un rebrote en los contagios cuando la población comience a salir?, ¿cuántos empleos se recuperarán?, ¿cambiará esta experiencia nuestros hábitos de consumo?, ¿cómo se financiarán los déficits fiscales y cómo afectará el mayor endeudamiento al crecimiento futuro?, ¿cambiará el modelo productivo internacional?, ¿se recrudecerá la guerra comercial entre EE.UU. y China?, etc.

 

Al no poder valorar todavía las consecuencias de esta crisis y ante un escenario tan incierto, mantenemos nuestra recomendación de extremar la prudencia. Por este motivo, mantenemos la cobertura sobre una parte importante de la renta variable (nos protegería si se produjeran fuertes caídas en las bolsas), y todavía mantenemos un elevado nivel de liquidez en las carteras, cuya exposición a la renta variable sigue siendo relativamente baja.

 

Nuestros fondos, al igual que los principales índices, han recuperado también parte de las caídas de Marzo: el fondo mixto FONPROFIT sube en Abril un 1,74%, el de renta variable PROFIT BOLSA el 3,01% y PROFIT PENSIÓN un 1,50%. La rentabilidad del presente año se queda en el del -6,98%, -15,55% y -7,83%, respectivamente, situándose por encima de los niveles que tenían al comienzo del 2019. PROFIT  CORTO  PLAZO  recupera  en  el  mes  el  0,69%  y acumula un resultado anual de -1,77%.

 

Esperamos que todos nuestros clientes y allegados se encuentren bien de salud y enviamos nuestro apoyo a quienes continúan sufriendo las consecuencias del coronavirus.

DATOS DE NUESTROS FONDOS
30/04/2020 Fonprofit, FI Profit Bolsa, FI Profit Previsión, PP Profit Corto Plazo, FI
Resultado 2020 -6,98% -15,55% -7,83% -1,77%
Resultado 2019 7,48% 16,97% 7,57% 2,21%
% Renta Variable 26,91% 75,56% 29,31%
% RV Inv. Internac. 84,78% 85,59% 84,61%

Ver circulares anteriores »