COMENTARIO DEL MES (Enero 2018)
El año comenzó con fuertes subidas en los principales mercados que se suavizaron ligeramente en las últimas sesiones del mes. Con todo, el Eurostoxx-50 avanza en Enero un 3,01%, el S&P-500 americano un 5,62%, y el Nikkei-225 japonés un 1,46%.

Los mercados se están viendo impulsados, entre otros, por un fuerte crecimiento económico mundial; por unos buenos datos de creación de empleo y menores tasas de paro en las economías desarrolladas; por los efectos de la reforma fiscal americana; y por la ausencia de sorpresas en los anuncios de los principales bancos centrales.

A pesar de todo, durante los últimos días del mes se produjo una repentina toma de beneficios. Probablemente, las valoraciones de los mercados ya incorporan todas estas noticias positivas, y cualquier dato o acontecimiento que pueda dar lugar a cambios se traduce en una rápida reacción de los inversores. En esta ocasión el detonante ha sido el temor a un sobrecalentamiento de la economía americana que derive en un repunte de la inflación y obligue a la reserva federal americana a subir los tipos de interés y retirar los estímulos monetarios más rápido de lo anunciado. Simultáneamente, en los mercados de renta fija occidentales se está produciendo desde hace meses un lento repunte de las rentabilidades, y los bonos a 10 años de los gobiernos alemán y americano han perdido alrededor de un -10% en el último año y medio.

En España los datos económicos continúan siendo positivos, a pesar de la situación en Cataluña. La tasa de paro se mantiene en el 16,5%, el porcentaje más bajo a final de año desde 2008, y se espera que el crecimiento económico se mantenga por encima del 3%. La mejora tiene su reflejo en la prima de riesgo de la deuda pública española que ha descendido hasta niveles de 2010 (66 puntos básicos). La rentabilidad del bono español a 2 años continua en negativo (-0,39%).

En este entorno y ante las todavía numerosas incertidumbres políticas (negociaciones del Brexit, elecciones en Italia, formación de gobierno en Alemania, la difícil situación de Cataluña, debilidad política de Trump en EE.UU., etc.), mantenemos una cobertura parcial sobre un tercio de la renta variable a través del uso de derivados (opciones PUT sobre el índice Eurostoxx-50). Esto nos permite amortiguar el efecto de posibles caídas de las bolsas sin necesidad de vender acciones para reducir el porcentaje de renta variable, que por otro lado, mantenemos en un rango prudente desde hace meses (30% en Fonprofit y 80% en Profit Bolsa). A cierre de enero la rentabilidad de FONPROFIT es del 0,69%, PROFIT BOLSA un 1,77% y PROFIT PENSIÓN un 0,84%. Nuestro fondo más conservador, PROFIT CORTO PLAZO, finaliza el mes con una rentabilidad del 0,04%, que teniendo en cuenta la rentabilidad negativa de los bonos a corto plazo es un resultado muy satisfactorio.

DATOS DE NUESTROS FONDOS

31/01/2018 Fonprofit, FI Profit Bolsa, FI Profit Previsión, PP Profit Corto Plazo, FI
Resultado 2018 0,69% 1,77% 0,84% 0,04%
Resultado 2017 2,42% 7,08% 2,28% 0,38%
% Renta Variable 30,14% 77,68% 34,22%
% RV Inv. Internac. 93,06% 92,78% 94,55%

Ver circulares anteriores »